Menú Móvil
@albondiguita.cl

El uso de juguetes es fundamental para el desarrollo infantil, pues ayudan a los niños a explorar la realidad, a encontrar nuevos caminos, desarrollar su imaginación, probar estrategias, aprender, acertar, fallar, equivocarse y volverlo a intentar.

 

Dentro de estos, los juguetes educativos fungen como instrumentos importantes para conseguir que los niños se desarrollen de forma efectiva y saludable, además de felices.

 

Hasta hace poco tiempo, el juego era considerado simplemente como ocio o pérdida de tiempo, sin embargo, ahora es visto como una metodología didáctica para a conseguir que los niños empiecen a comprender el mundo, a resolver sus problemas y a plantear sus propias dudas.

 

De esta manera, los juegos —en especial los educativos— ayudan a los pequeños a desarrollar diferentes actividades motoras, e incluso, dependiendo del juego en turno, también a hacer actividad física.

 

Asimismo, para participar en los juegos, los niños van a tener que socializar y será precisamente gracias a los juguetes que estos van a empezar a realizar las primeras interacciones con otros niños, y también con adultos.

 

Beneficio principal de los juguetes

Son un vehículo para desarrollar habilidades como la atención, la abstracción, la memoria, la representación, la simbolización o la resolución de problemas. Por eso, en todas las culturas y en todos los tiempos, durante la niñez se juega con ellos. Es importante tener en cuenta que, para los niños, con frecuencia lo que tiene mayor éxito son aquellos juguetes más simples, sin estructura definida, ya que esto permite la libertad de acción.

 

En el desarrollo infantil, ¿qué posibilitan los juguetes?

  • Estimular el aprendizaje, al permitir que se descubra la existencia de diversas formas, colores, tamaños y texturas. 
  • Desarrollar habilidades motoras gruesas y finas, además de potenciar la capacidad viso-espacial.
  • Permitir que descubra las funciones de los objetos que le rodean.
  • Ayudar a mejorar el equilibrio, la coordinación y estimular el control muscular. 
  • Facilitar la maduración de tres funciones mentales básicas: asimilación, comprensión y adaptación a la realidad. 
  • Fomentar la creatividad e imaginación, sobre todo cuando se trata de juguetes no convencionales como pueden ser una caja de cartón, ollas o unas simples botellas. 
  • Estimular la autoconfianza infantil. En el juego se siente protagonista de la actividad y sabe que es capaz de dominar la tarea y los juguetes que utiliza.
  • Mejorar el control de las emociones y ayudar a descubrir nuevas sensaciones y sentimientos.
  • Favorecer la socialización y la creación de vínculos emocionales con las personas.
  • Potenciar la comunicación y la capacidad de expresión. A través de los juguetes puede expresar lo que piensa, siente o quiere hacer.
  • Ayudar a lidiar con los problemas de la vida cotidiana y facilitar la resolución de conflictos, ya que a través del juego modela sus preocupaciones y las posibles soluciones.

Cart

Cart

Your Cart is Empty

Back To Shop